Depilación láser • Relooking Boadilla

Láser de Diodo

El láser diodo suben la temperatura la zona subdérmica y no usa el pelo como conductor, el tratamiento permite aplicarse a una más amplia variedad de color de pelo, desde negro hasta rubio claro o pelirrojo y sobre todo de pieles incluidas las bronceadas o negras.

Permite tratar pelos más gordos: al tener una longitud de onda más larga, este tipo de depilación permite llegar más profundo que sus predecesores Rubi o Alejandrita. Ideal para los pelos más resistentes y profundos como por ejemplo los masculinos.

Es más versátil: la emisión de la luz en la depilación láser de diodo permite poder reglar la longitud de onda y así adaptarla al paciente, modificando la corriente aplicada a estos mismos diodos. Así el profesional puede reducir a cero los riegos de quemadura sin perder eficiencia en los pelos más arraigados.

Duele menos: el láser de diodo aplica luz mediante subidas progresivas de intensidad, aunque muy rápidas. La sensación es entonces más de calentamiento que quemadura.El técnico va dando pinceladas con la máquina para pasar unas 6 u 8 veces sobre las zonas tratadas.