COMO REDUCIR LA CELULITIS CON ENVOLTURA DE ALGAS

¿QUIERES REDUCIR LA CELULITIS?

Si tienes este pequeño problema, pocas son las mujeres a las que no les gustaría quitarse de encima la desgradable “piel de naranja“. ¿Qué nos dirías si te dijéramos que eso no sólo es posible, sino que puedes conseguirlo sin hacer nada más que tumarte y dedicarte a ti misma en un maravilloso momento de relax personal? Suena bien, ¿no? Pues eso existe y se llama envoltura de algas, un tratamiento muy relajante para hidratar y suavizar la piel.

PROPIEDADES DE LAS ALGAS

Las algas marinas son ricas en proteínas, vitaminas, azúcares y oligoelementos, es por ello que en muchos lugares del planeta son consumidas desde hace siglos. Además, son utilizadas para producir biocombustibles y, en el mundo de la estética se utilizan por sus propiedades hidratantes, antioxidantes y regeneradoras.

De hecho, estimulan y mejoran la circulación de la sangre y la linfa, revitalizan y reafirman la piel, al mismo tiempo que restablecen los niveles naturales de humedad. Por eso están indicadas para el tratamiento de la flacidez y celulitis, porque mejoran los tejidos y retrasan el envejecimiento de la piel.

EN QUÉ CONSISTE EL TRATAMIENTO

Pues se trata en aplicar un producto cosmético específico altamente hidratante por todo el cuerpo, permitiendo que actúe por unos minutos. En este caso, el ingrediente principal serán las algas. Se utilizan algas de diferentes tipos para diferentes necesidades, sin embargo todas aportan un alto grado de minerales, yodo, sales y vitaminas que la piel absorbe a través de los poros logrando transportar todos los beneficios del tratamiento a las capas más profundas de la dermis.

Una vez colocadas las algas, se envuelven con envolturas especiales fabricadas de lino o algodón natural, aunque también pueden realizarse con hojas de papel aluminio y de este modo intensificar los beneficios de cada aplicación. Posteriormente se retira el producto y se hace un extenso masaje que proporciona una increíble sensación de bienestar y potencia los beneficios de la hidratación.

De esta manera conseguimos una importante reducción de líquidos y una mejora de la celulitis localizada. Se trata de una técnica agradable, sencilla e indolora, que se realiza en relajantes sesiones de unos 60 minutos de duración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *